entrevista onda color 2017 tdah malaga

Clases Particulares

El Trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) es una patología psiquiátrica con una elevada prevalencia en la población infantojuvenil y adulta, provocando interferencias en el funcionamiento de la vida diaria.

La Prevalencia del TDAH en niños es del 4-12%; de éstos, dos tercios continuarán con sintomatología en la edad adulta: un 15% mantendrá el diagnóstico completo y un 50% lo hará en remisión parcial. De manera global, se estima que la prevalencia en adultos está en un 3-5%. El subtipo que más persiste en la edad adulta es el combinado, siendo el TDAH combinado infantil predictor en la edad adulta con la presencia de mayor intensidad en los síntomas, presencia de depresión o ansiedad comórbida, antecedentes familiares de TDAH, mayor adversidad social y psicopatología parental.

Nunca sabré porqué la vida me ha dejado sola…….porqué hay momentos en los que siento que nada me es favorable….todo y todos están contra mi…..o…..¿soy yo la que no consigo ver ese vaso medio lleno del que habla todo el mundo?.

Desde niña he visto como había personas que aquello que se proponían lo conseguían…..eso es algo que yo no he conseguido todavía…Siempre me quedo a medio camino….o me paso en el esfuerzo o nunca llego…. ¡¡¡ yo y mis extremos!!!!. Me reconozco como un ser extremista hasta un grado superlativo….en mi mundo no existe el término medio….y eso me convierte en alguien muy muy muy feliz…..o muy muy muy desgraciada. No tengo control de mis emociones…y por desgracia para mí todo lo que me rodea , todo lo que me ocurre en mi día a día lo supedito sin querer a esas emociones.

El control de las emociones en personas con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad ( TDA-H ) suelen derivar en graves consecuencias para los mismos y sus entornos más inmediatos. La dificultad para controlar las mismas, a diferencia de otras personas sin estos síntomas neurobiológicos, les conlleva a una inestabilidad emocional muy difícil de manejar por ellos mismos, si no reciben una adecuada ayuda profesional para ello.

El estado emotivo de estas personas está condicionado, por la hipersensibilidad con la que perciben y entienden las situaciones. Cuando en determinados momentos cualquier adulto, adolescente o niño está alegre, ellos están que se desbordan de alegría. Cuando en situaciones comunes cualquier persona está triste, a ellos les invaden un profundo malestar interno que los pueden inducir a una profunda depresión.

El trastorno por déficit de atención con Hiperactividad (TDAH) representa un importante problema social por su alta incidencia en la población infantil y juvenil, así como por las consecuencias psicológicas que genera.

Además de las dificultades que sufre el propio afectado, el TDAH repercute en la familia. Los padres (y, en particular, las madres) viven la difícil tarea de educar a sus hijos hiperactivos sin obtener la satisfacción de verles crecer sin dificultades excesivas. Los padres suelen sentirse desmoralizados al no conseguir de sus hijos el aprendizaje de pautas de convivencia adecuas ni un rendimiento escolar satisfactorio.

Una adecuada información sobre las dificultades que presentan las personas con TDAH, además de aplicar unas correctas instrucciones básicas, ayudarán a los padres y/o familiares en el manejo diario de sus hijos, desde una óptica resolutiva y terapéutica para ambos.

Las dificultades en las personas con éste trastorno para retener y aplicar lo aprendido, además de los inadecuados patrones conductuales que presentan en su mayoría, terminan con la paciencia de muchos progenitores llegando en muchos casos, a generar situaciones conflictivas.